Archivo de Autor

Por Hugo Basile

 

“Podemos ser lo mejor, pero también lo peor, con la misma facilidad”

La argentinidad al palo – La Bersuit Vergarabat

 

Y lo que se venía tapando desde hace años en la ciudad de Buenos Aires emergió, como emerge todo aquello que está oculto. Emergió por miedo, por torpeza, por ignorancia y por desidia, pero emergió.

La xenofobia, la necesidad de diferenciarse de otro diferente a quien se considera inferior, brotó en la ciudad de Buenos Aires desde sus propias autoridades.Y brotó como excusa que permite canalizar la violencia de cierto sector de la clase media que no puede ver más allá de sus propias narices.. (más…)

Anuncios

Repensar la inseguridad

Publicado: julio 7, 2010 en Artículos

(primera parte)
por Jaume Curbet
Analista IIG

“Con más urgencia que nunca necesitamos conceptualidades que nos permitan pensar
de una manera nueva lo nuevo que se nos echa encima y vivir y actuar con ello”.
Ulrich Beck (La sociedad del riesgo, 1986)

Tiempo aproximado de lectura: 10 minutos
La delincuencia, la guerra, el crimen organizado, el terrorismo en todas sus formas, las catástrofes nucleares y el resto de violencias y desastres que asolan el paisaje humano y el ecosistema que —aunque precariamente— lo sustenta, no pueden entenderse, cada uno de ellos, como fenómenos aislados. Al olvidarlo, generamos una constelación de círculos herméticos que, girando sobre sí mismos, impulsados ciegamente por los correspondientes gremios de especialistas, nos llevan irremediablemente a ninguna parte.
(más…)

La madre de todas las crisis

Publicado: julio 7, 2010 en Artículos

Fuente:
Revista Futuros
Publicado en Revista Futuros No. 22 Año 2008 Vol. VI
www.futuros21.info
Al preparar este número de Revista Futuros dedicado a las crisis de este siglo XXI se
les hizo evidente a los editores que los activistas de un cierto tema suelen suponer que
el asunto sobre el cual trabajan es el que debiera gozar de absoluta prioridad en la
atención mundial. Es lógico. Al asumir que es el más grave se dedican en cuerpo y alma
a trabajar por su solución. En ocasiones no sólo subvaloran erradamente la relevancia
de otras causas, sino que –mostrando vocación por las teorías conspirativas- las ven
como una deliberada distracción que alguien perverso construyó para desviar la
atención de “lo esencial”. Las cosas serían más sencillas si fuesen de ese modo; pero
lamentablemente, no lo son.
Hay preguntas incómodas que no por serlo deben ocultarse debajo de la alfombra.
¿Es posible aportar salud pública sustentable para personas que continuarán viviendo
en la pobreza? ¿Tiene sentido resolver la miseria a expensas de acabar con el hábitat
que sostiene a nuestra especie en su conjunto? ¿De qué sirve invertir en educación si
luego los graduados emigran y se ponen al servicio de empresas que operan de tal
manera que contribuyen a reproducir la pobreza en su país de origen? ¿Tiene sentido
dar ayuda humanitaria para salvar una vida en un momento dado si luego nos
desentendemos del curso miserable de su existencia? Y la interrogante inescapable:
¿se necesitan reformas o revoluciones? (más…)

Problemas ambientales globales

Publicado: julio 7, 2010 en Artículos

Publicado por Facundo del Rossi el junio 3, 2009 a las 3:23pm

Los problemas ambientales globales son aquellos que, por su dimensión planetaria, afectan de forma mundial o global al medio ambiente de la Tierra.
Los grandes problemas ambientales mundiales han alcanzado tal dimensión que constituyen parte de lo que ya denomina CAMBIO GLOBAL.

Ese cambio global estaría constituido fundamentalmente por dos componentes:
(más…)

El espejo mágico

Publicado: julio 7, 2010 en Reflexión
  • Si quisiésemos rotular el problema actual, el más general de todos, ¿cómo lo haríamos? Capitalismo, poder, necedad, ignorancia, desinterés, desidia, egoísmo, la lista es larga… Frases trilladas como “la tierra la pedimos prestada a nuestros hijos” hasta figura en uno de los carteles de salida del Parque Nacional El Palmar, y sin embargo nuestras acciones jamás llegan a un 100% de eficiencia y el resultado, como siempre, es la falta de coherencia manifestada entre lo que hacemos, sentimos o pensamos, y decimos. Realmente somos la única especie en todo el planeta que produce basura… Vemos espantados como especies canívales se devoran entre sí, pero en la mayoría de los casos, esto sucede por la escacez de alimento. Y ¿qué hay de nosotros? Como bien se lee abajo, un ejemplo válido es el AGROCIDIO.
    ¿A qué apunto? A que cada uno de nosotros nos miremos en un espejo, nos reconozcamos, lo bueno, lo malo, lo inócuo… Sólo así podemos poner manos a la obra para que este mundo sane un poco aunque sea, lo suficiente como para no extinguirnos y ver si en algún momento el Homo sapiens puede ir enmendando toda la degradación antinatural que causó… sin llegar a la acción fanática, o enfermiza de la obsesión…
    El giro actual, que ya se perfila en la educación, dado el fracaso del neoliberalismo, parece más un “manotaso de ahogado” que algo factible de ser llevado a la práctica, dado el nivel de desinterés, la falta de compromiso o la incoherencia propia de cada uno de nosotros. Y esto sucede desde nuestro metro cuadrado hasta las más altas esferas… Monsanto y su Fundación, Coca Cola juntando sus propias tapitas para donarlas al Garrahan (“Gracias por participar”), Schell haciendo propagandas de sus combustibles derivados del petróleo con un mar de fondo y pecesitos tropicales que por suerte no flotan sobre la superficie del derrame de un carguero petrolero sino que, para que nadie se deprima, aparecen nadando felices… Hartazgo sentimos hasta que alguna mano nos alcance un espejo… Un trago amargo, una respiración profunda y los invito a bajar la vista para que juntos nos volquemos a una introspección reflexiva y, lejos de pretender que sea culposa, anhelo que sea responsable, para cada uno de nosotros…
    La caridad bien entendida empieza por casa, y esta frase trillada es sin embargo casi un axioma. Re-conociéndonos podemos hacer un trabajo que se irá exteriorizando, y sus consecuencias no serán totalmente conocidas. Pero vale la pena por nosotros.

    Irene Maipah

Publicado el 21 junio 2010 Naomi Klein, The Guardian

Todos los participantes reunidos en la reunión en la asamblea municipal habían sido instruidos repetidamente para que mostraran urbanidad hacia los señores de BP y del gobierno federal. Esos distinguidos personajes habían dedicado tiempo en sus agendas repletas para ir a un gimnasio de escuela secundaria un martes por la noche en Plaquemines Parish, Luisiana, una de numerosas comunidades costeras donde el veneno marrón penetra los humedales, parte de lo que ha llegado a ser descrito como el mayor desastre ecológico en la historia de EE.UU. “Hablad con otros como quisierais que os hablaran”, rogó el presidente de la reunión por última vez antes de dar la palabra para hacer preguntas. Y durante un momento la multitud, compuesta sobre todo de familias de pescadores, mostró un notable autocontrol. (más…)